Animate al cambio

Cuántas veces nos pasa que a nivel laboral sentimos que queremos cambiar, y no sabemos bien por dónde empezar. Hay algo que nos incomoda, pero reconocerlo -tal vez- sería muy agotador. Entonces elegimos seguir como estamos. Al tiempo, la "alarma" vuelve a sonar (claro, no es tan fácil engañarnos a nosotras mismas). Es como si estuviéramos en una "calesita emocional", muy difícil de frenar. Y necesitamos que alguien nos ayude a bajar. Ése es el trabajo de Caro Brinusio: el de sostener búsquedas, ayudarnos a pensar, a preguntarnos, a imaginar qué pasaría "si...", y a espantar miedos.


Caro es consultora en Recursos Humanos desde hace muchos años, y brinda asesoramiento en cambios laborales. ¿Qué significa esto? Nos ayuda a mirar nuestro propio mapa de vida + el mercado actual, para redefinir el camino: ya sea porque no nos gusta lo que hacemos, porque queremos armar un plan de carrera distinto, o necesitamos definir nuevos objetivos laborales. Trabaja en forma individual, o a través de charlas y talleres grupales muy piolas, que acompañan estos procesos de cambio. Conocela.


Caro, contanos un poco de vos
Llevo 20 años de experiencia en el mercado laboral: 14 como responsable de RRHH,  y seis como Directora de DOSrh. Mis años en empresas me dieron la oportunidad de conocer vínculos en organizaciones, y aquellos en DOSrh, me han enseñado lo que es emprender, y dar a luz un proyecto de manera independiente. Actualmente me desarrollo como consultora independiente y dicto charlas y talleres para quienes estén con temas de cambios laborales.

¿Cuál sería tu rol ahí?
Lo que hago es acompañar a las personas (generalmente mujeres), en todo ese proceso de cambio. Vemos desde cómo modificar el CV, hasta cómo plantear objetivos, replantear la carrera, trabajar fortalezas, o comenzar a emprender. Para todo esto, me apoyo en mi carrera de grado (Licenciatura en Relaciones del Trabajo), en el PNL, pensamiento analógico, y en mi experiencia como docente en la Universidad del Salvador. Siempre trabajo con la parte profesional + la humana, así detectamos cuáles son los recursos con los que cada uno cuenta, para brindar lo mejor de sí mismo.

¿Por qué crees que estamos en un momento donde hay más necesidad de cambiar de trabajo o de buscar otras formas?
Desde hace tiempo que la sociedad ha cambiado, y hay ciertas estructuras "rígidas" que están quedando atrás. Hoy por ejemplo, si querés podés trabajar en un país y ofrecer servicios a otros países, sin la necesidad de moverte ni mudarte. En paralelo considero que tenemos una mirada más amplia y más hacia uno mismo. También hay más inquietudes y más posibilidades para poder cambiar. Hoy es más natural decir "esto no me va, o esta estructura no me cierra". Y hay mucho para hacer.

¿Cómo es tu metodologia de trabajo?
En este proceso intento adecuarme al modo de cada persona, realizando ejercicios diversos: desde un "Foda", hasta amasar pan. Desde ahí pueden surgir diversas situaciones y emociones. En cada encuentro -que pueden ser cara a cara o por Skype-, vamos planteando objetivos deseables. No tengo un método detallado y pragmático, ya que cada individuo necesita algo en particular.

¿En qué consiste el Taller "Quiero cambiar de trabajo y no sé por dónde empezar"?
Lo hago dos veces al mes e intento que sea lo más flexible posible, y en un espacio que me permita armarlo como una "charla entre amigas". La intención es agrupar a diversas mujeres únicas, pero con muchos temas en común: el trabajo y la maternidad, la necesidad de armar un trabajo en forma independiente, las ganas de crecer laboralmente, las dudas ante una búsqueda laboral, y mucho más. Lo que hacemos es compartir experiencias laborales en grupo, temas que generan dudas, conflictos, y todo aquello que sentimos que nos impide avanzar.


Hoy se habla mucho de “seguir el deseo propio”, “hacer lo que te gusta”, “seguir el corazón”. ¿Es así solamente, o a esto hay que ponerle también la cabeza? 
En este punto lo que te puedo decir es que no todos somos iguales. Y lo que me sale decir es: "Ojo con las nuevas tendencias". Conozco muchas personas que son felices y aman lo que hacen en empresas con 15 años de experiencia. No siempre hay que estar cambiando. Lo que hay que entender es que a veces son momentos: hay algunos donde se debe priorizar el ingreso de la plata antes que el corazón, y otros en los cuales podés dedicarte más a realizarte en tu propio talento… no es algo tan fijo.

¿Nos das tips para armar el CV?
  • El CV tiene que ser concreto y honesto. 
  • Letra clara. 
  • Marcar bien las páginas (idealmente no más de dos hojas). 
  • Usar colores claros. Creo que "ablandan" el CV.
  • Poner las fechas en orden descendente (es decir: siempre poner último lo que hiciste primero).
  • Incluir una parte de hobbies es siempre agradable, y ayuda a entender un poco más a esa persona. 

Para las que estén pensando en todo este entramado de ideas, les cuento que Caro dará una charla/taller en breve. Podés chusmear más de ella en sus redes, y consultarle por fechas: 

Instagram: @carolina_brinusio
Facebook:  Dos RH
Mail:  carolina.brinusio@gmail.com 
Linkedin: cbrinusio

¿Están preparadas para emprender el cambio?

Maternidad: De tetas, emociones y amores

Me encanta contar historias. Y más me gusta hacerlo, cuando tienen que ver con mujeres apasionadas, que andan y desandan caminos, hasta poder vivir una vida con sentido, con propósito. Y Dani Cimma es de esas mujeres.

Dani es puericultora, y parte imprescindible de esa red de sostén que todas necesitamos cuando nos convertimos en madres: colabora en la fusión emocional mamá-bebé, sostiene risas y lágrimas, nos ayuda a descubrirnos como madres, y -lo más esperado-: a dar la teta. Porque "a dar la teta" (que no es solo "prender" a la criatura), se enseña y se aprende. Y ella lo logra cada día, en medio de ese hermoso caos que es la maternidad. Acá, nuestra charla:


Yo siempre digo que la maternidad "te parte al medio". ¿Vos cómo lo sentís?
Yo también creo desde lo personal que la maternidad te parte al medio, que un primer hijo implica una ruptura de todo aquello que eras. Luego, con el correr de los meses, esas partes rotas se ensamblan en una nueva versión de una, que jamás será igual a la que era antes de ser mamá. Y puede llevar un tiempo, dependerá también de que tan cómodas estábamos con la versión pre-mamá, y de las expectativas depositadas en la llegada del bebé.

¿Cuál es tu rol como puericultora? 
Mi rol es facilitar la función materna desde el embarazo, acompañando el nacimiento, puerperio, y los primeros años de vida. Durante el embarazo mi trabajo se centra en la información, formación y prevención. Aquí se aborda la consulta prenatal (que también puede ser reemplazada por un taller), en donde vemos la preparación para la lactancia (su lado más técnico y también la parte afectiva y vincular). Con el nacimiento y en el puerperio, acompaño a la mamá a poner en práctica la lactancia (practicarla y mejorarla), y a resolver juntas todas las complicaciones que puedan surgir (lastimaduras del pezón, mastitis, etc.). También estoy presente ante las dudas que van surgiendo en el crecimiento de los bebés: en temas como la alimentación complementaria, el juego, el sueño, la vuelta al trabajo y el destete.

Vos hablas de una "red de sostén" que es muy importante para la mujer cuando se transforma en madre. ¿Qué sería esa red?
Esa red es la que acompaña y fortalece a la mamá, permitiendo que pueda desplegar su rol y atender las necesidades del bebé, que desde luego ocupan todo su tiempo. Se da con la compañía, con la ayuda en lo cotidiano, con palabras reconfortantes, con un abrazo, con aliento, con silencio, con una tarta para el freezer, o las compras de la verdulería. Cuando esa red no está, o está a medias, la mamá no está disponible para ese bebé, o lo está a medias.Y entonces, al no poder con todo, aparecen sentimientos ambivalentes de mucha angustia, de soledad, de incomprensión, de culpa.

¿Cuándo podemos decir que la fusión emocional mamá-bebé se da en forma positiva?
Cuando digo que el rol como puericultora es el de facilitar la función materna, es porque la revolución hormonal es muy grande, los sentimientos y emociones afloran de múltiples formas, y a veces, ante todo este revuelo, la madre se anula en su rol. A veces me pasa que visito a una mamá con un bebé de dos horas de vida, el bebé está llorando solo en una cunita, y ella me dice “quiere teta todo el tiempo, me tomo el tiempo”. Este ejemplo demuestra lo anulada que puede estar la función materna. El rol de la mamá es el de sostener y guiar a ese bebé en la adaptación al nuevo mundo extrauterino: estando en brazos, cercano a su vientre, y accediendo a tomar pecho cuantas veces lo necesite.

¿Por qué a veces no estamos preparadas para esa fusión?
Yo tengo la sensación de que venimos muy egoístas. Y eso ocurre porque nos venden falsas realidades: la de la mamá recién salida de su parto que está en la cima de su proyecto personal, y con una figura física que no tenía ni antes de parir, y que además, obvio, tiene que estar feliz. Uff, es demasiado irrealista. Desde mi lugar, trato de comunicar lo que para mí es la realidad: la maternidad puede ser rosa sí, pero eso no significa perfecta, feliz, sin ruptura y sin lágrimas. Igual ojo, tampoco es que es un "garrón".


Es muy fuerte todo...
Sí. Yo veo en las mamás muchas vidas reales, mujeres con alegría, sumamente emocionadas, deseando alimentar a sus hijos, deseando sentir su aroma, queriendo conocerse. Desbordadas de amor real, imperfecto. Angustiadas ante el desconocimiento, queriendo aprender. Veo mujeres súper sensibilizadas y partidas al medio, empezando una nueva vida, la de mamás. Y desde mi rol las abrazo, con palabras, con un gesto, con una mirada. Mi trabajo tiene mucho de emocionalidad. De leer las emociones de esas mamás y darles lugar para que afloren. Siempre las animo a no conectar con ninguna exigencia propia ni de fuera, sino con ese bebé, con todo el AMOR que genera.

¿Cómo ves el tema de las visitas en la clínica y en los primeros días en casa?
¡Creo que las visitas a la clínica pasaron de moda! Que la tecnología acerca las distancias y es capaz de mostrarnos en vivo el nacimiento prácticamente. Así que a nuestra generación le toca hacer que se ponga de moda la intimidad de la mamá y su bebé, de la pareja y su nuevo hijo. Y en esta intimidad, la mamá debe poder elegir con quién compartirla, pero elegir de verdad. La visita tiene mucha más exigencia que relajación, y justamente eso altera la posibilidad de la mamá de conectar con su bebé.

¿Todas podemos dar la teta?
Desde lo físico y anatómico, todas podemos dar la teta (excepto casos de reducción de glándula mamaria obvio). Hay que aprender la manera correcta de hacerlo, ciertas pautas generales, de prendida, y de acople. Pero como no es solo un proceso físico y biológico, para poder hacerlo necesitamos estar preparadas emocionalmente para darnos de forma completa al bebé. Amamantar implica estar disponible. Y lamentablemente no siempre se puede. Porque en la posibilidad de amamantar a nuestro hijo, se funde nuestra historia como hijas, como mujeres. Pero también las personas que rodean el nacimiento, las intervenciones en los nacimientos, la vida misma. Y todo esto puede hacer que la lactancia se vuelva difícil.

También me gustaría dejar un mensaje para las que no pueden/quieren dar la teta. Porque a veces tanta exigencia es muy angustiante...
¡Tal cual! Desde mi apoyo y acompañamiento en la lactancia, no soy en absoluto fundamentalista, porque sé que justamente, por muchas cosas, una mamá puede no querer o poder amamantar. Y si me toca, yo la acompaño a dar una mamadera, y le enseño a hacerlo desde lo vincular, desde el sostén. El rol y el maternaje, la fusión de mamá y bebé, deben suceder mas allá de si se da o no la lactancia.

Para las que estén a meses de parir, o a punto de parir, o recién paridas, o sepan de alguien que pueda necesitar este apoyo teórico-práctico y emocional, van todas mis recomendaciones sobre Dani. 
El próximo taller sobre "Lactancia, cuidados y necesidades del bebé recién nacido" es el viernes 13 de Abril de 17.30 a 19 en Espacio Callao (esquina de Av. Santa Fe y Callao, Capital Federal).
También pueden seguir su cuenta de Instagram @dancimma_lactancia (es divina), o contactarla al 1132859271 o por mail  danicimma@gmail.com
💛

TCH: La gimnasia del cambio

Cargamos. Parimos. Alzamos. Bajamos. Nos encorvamos. Volvemos a cargar. Nos agachamos (una, dos, 100 veces). Y nos volvemos a levantar. Y también a parir. Nuestro cuerpo se adapta constantemente a cualquier movimiento, y a veces sin chistar: nos sentamos mal, estamos mucho tiempo paradas (y encorvadas), cargamos peso que no podemos, y afectamos la postura. Así es como después de un largo tiempo, nacen las dolencias y patologías corporales, y nuestras mil búsquedas para encontrar una solución.

El dolor es una clara señal de que algo pasa. Y acá la clave no está en medicarnos para "no sentir", sino en ver qué es lo que genera el síntoma, para corregir hábitos. Por eso me interesó tanto la propuesta de Violeta Goncalves, licenciada en actividad física y deporte, que trabaja con Técnicas Corporales Hipopresivas (TCH). Es un método corporal global, consciente, respiratorio, y postural, que apunta a tratar y prevenir dolencias corporales para vivir mejor. ¿Quién se suma?



Viole me contó que las TCH dieron sus primeros pasos en la rehabilitación post-parto. Claro (pienso para mis adentros), nadie lo dice, pero después de parir, lo que hay que atender es mucho más que los kilos que nos quedaron de más. Es el momento reacomodar el cuerpo.  Pero ojo: no se trata de un método que atienda sólo a parturientas. La lista es mucho más larga. Acá, mi charla con ella.

Violeta, ¿Cómo se trabaja con TCH?
Nos orientamos a trabajar en forma global, atendiendo las necesidades de cada persona. Más que nada apuntamos a la prevención y el trabajo sobre la postura (alivio de dolores por malas posturas, conciencia de eje postural), prevención y trabajo sobre diversas patologías de columna (lordosis, cifosis, escoliosis, hernias, protuciones), prevención y trabajo sobre la faja abdominal (aumento de tono de base, para conseguir un mejor funcionamiento tanto en órganos como en paredes musculares), y sobre todo, en lo que es patologías específicas de post-parto (diástasis, prolapsos e incontinencia).

¿Por qué se enfoca tanto en lo que es post-parto? ¿Qué pasa a nivel corporal en ese momento?
El embarazo y el parto suelen ser momentos en los que se ejerce una fuerte presión sobre el suelo pélvico. Partos largos y difíciles, con fórceps, partos múltiples, o bebés de gran tamaño, son bastante traumáticos para estos músculos: los estiran, fatigan y debilitan. Y aquí las TCH son fundamentales, porque nos ayudan a aumentar el tono muscular de base de la caja abdominal: diafragma, suelo pélvico, músculos abdominales, y músculos de la columna, que quedaron totalmente debilitados. Y también a trabajar la postura.

¿Qué consecuencias trae este debilitamiento en nuestra salud?
Dolores en la columna (provocados por las cesáreas, la episiotomía, la carga del bebé o el dormir mal), incontinencias (disfunción que genera pérdida de orina), prolapsos (herniación del suelo pélvico), diástasis de los rectos (separación de los músculos rectos del abdomen). Todas problemáticas que hay que atender.  Porque si bien es normal que después de un parto haya incontienencia, o un leve descenso del suelo pélvico, o hasta incluso diástasis, yo diría que si pasan seis meses y todavía la cosa no se acomodó, lo mejor es hacer una consulta con un profesional.

¿Qué otros actos de la vida cotidiana pueden generar debilidad del suelo pélvico?

• El estreñimiento crónico o frecuente • La tos crónica, las alergias con repetidos estornudos y nariz congestionada • El sobrepeso y la obesidad • Levantar peso, empujar o tirar de objetos pesados • Las malas posturas prolongadas (estar sentada con la espalda encorvada incrementa la presión ejercida sobre el suelo pélvico) • Ejercicios hiperpresivos o de alto impacto: running, aerobic, tenis, abdominales tradicionales, levantamiento de pesas o de alta resistencia • Llevar ropa muy ajustada durante periodos prolongados: jeans, corsets, fajas.

¿Cómo es tu trabajo en SER CORPORAL, el espacio del cual sos directora?

El objetivo del trabajo es que a través de distintas formas de exploración y conocimiento corporal, detectemos cuáles son esos vicios que provocan dolor o malos posicionamientos. Creemos que todos tenemos la habilidad para poder generar cambios. Así, desde ejercicios de reconocimiento corporal, percepción, alineación, respiración, elongación global -con y sin elementos-, se irá construyendo la salud postural. La práctica de la actividad puede realizarse una o dos veces por semana, según sea el caso.

***

Cuando terminamos de charlar, le pedí a Violeta si me daba algunos tips para hacer en casa. Me dijo que trate de no estar mucho tiempo parada o sentada (lo ideal es ir alternando), que cada tanto haga movimientos de cuello y hombros (¡cómo alivia eso!), y que me tome un rato para frenar y respirar a conciencia. Otra idea es tener siempre a mano una pelotita de tenis para masajear las plantas de los pies, manos y cuello. ¿Probamos?

Si te interesa el tema, podés comunicarte con Viole a través de Instagram o FB. También a su mail info@armoniamovimiento.com.ar  (les dejo más abajo un breve CV de ella). Y de paso les cuento que la ilustración de la nota es de Emilia Guzmán, una ilustradora que me encanta y a la que pueden conocer acá: www.emiliaguzman.org

Más info
Instagram @goncalvesvioleta 
Facebook www.facebook.com/armoniamovimiento.com.ar/ 
Mail info@armoniamovimiento.com.ar

💜


Mini bio de Violeta
Violeta Goncalves. Lic. En actividad física y deporte. Hace 20 años que se dedica al desarrollo de actividades orientadas a mejorar la salud de las personas. Es Prof. Nac. de Ed. Física - INEF. Lic. Actividad física y deporte - Univ. de Flores. Entrenadora Nacional de Natación. Certificada experta en Gimnasia Hipopresiva de MC. Certificada en Estiramiento Global. Certificada en Reflejos Arcaicos, integración motriz . Directora de Ser corporal, la gimnasia del cambio. Co-Directora TCH ,Técnicas Corporales Hipopresiva.

Cómo armar la valija de viaje

Nota para el blog de Eau Thermale Avene

Llega el momento de viajar, y armar la valija es todo un tema: cómo optimizar espacios, cómo hacer para llevar la ropa justa, qué no nos podemos olvidar. Charlé con Marietta Vitale, organizadora profesional, y me saqué todas las dudas (Ahora me falta ponerlo en práctica)

Marietta, contame un poquito de vos
Soy unas de las principales referentes en organización y orden de espacios de Argentina.  Hoy tengo mi propia empresa de organización y orden de viviendas, oficinas y locales comerciales, desde la cual ayudo a mejorar la calidad de vida de las personas a través del orden de los ambientes. También hace unos meses saqué mi libro “Terapia del Orden”, con ejercicios prácticos para organizar espacios y tener una vida más plena.

¿Por qué es tan importante armar bien nuestra valija de vacaciones?
Mi filosofía es que “Una casa ordenada, es una mente ordenada” y a partir de allí, todo lo que se deriva a nuestra vida diaria es una extensión de lo que suceda en nuestro hogar. Las vacaciones, no son una excepción. La buena organización de estos días tan anhelados son la base de su éxito. El orden nos ahorra tiempo y dinero. Saber qué tenemos que llevar, anticiparnos y tener todo listo con tiempo también es una forma de disfrutar y no hacerlo a último momento. Yo soy de las que piensan que el viaje comienza una vez que nos reservamos los días o compramos los pasajes. A partir de allí, es todo disfrute.

REGLA DE ORO DE MARIETTA: Cuanto menos equipaje llevamos, más livianas vamos por la vida. Al armar la valija, hay que ponerse firme y preguntarse: ¿De verdad lo necesito llevar?

¿Qué llevar sí o sí en verano?
Como dice mi abuela “nunca vayas al mar sin abrigo” y lo repito porque siempre tiene razón. Una camperita aunque sea liviana es fundamental si nos vamos a la costa. Luego, empezar a pensar qué vamos a llevar desde los pies hasta la cabeza (literal). En la lista de sí o sí, todo lo que son medicamentos o cuidados personales (cremas faciales, corporales) o los analgésicos que solemos tomar (para el dolor de cabeza, por ejemplo) son fundamentales. También traje de baño y ojotas. Protección solar y post solar. Gorra o sombrero y anteojos de sol. ¡Un buen libro! Y un pareo o una buena lona en la que entre toda la familia.

¿Qué cosas podemos dejar o no son tan importantes?
Aquí es muy importante dejar de lado el “por las dudas” porque si no, embalamos toda nuestra casa.

¿Cómo lograr que no nos vuelva a pasar eso de que “llevo de todo y al final no uso nada”?
Mi consejo es llenar la valija un 60 por ciento (no al 120 por ciento), así tenemos ese 40 por ciento restante para poder manipular: poner y sacar con facilidad. La misma estadística es la que utilizo para las casas. Pensando en este número, uno actúa con más cautela.

¿Conviene hacer una lista primero y después ir haciendo la valija y tachar?
Mi principal tip a la hora de viajar es tener nuestro check list de todo lo que tenemos que llevar, siempre listo. Además, tengo en mi casa una caja destinada para “VIAJE”. Allí pongo desde los organizadores que utilizo para armar la valija, mis necessaires, bolsas para zapatos, enchufes universales y hasta mapas (¡impresos!) de las calles y transportes de las principales ciudades que visito regularmente. De esta manera, junto a mi check list de viajes y sacando cada una de las cosas que tengo en mi “caja de viajes” es imposible que me falte algo.

¿Y cómo armarla? ¿Hay que pensar por outfits, o solo la ropa que nos gusta y después armamos los conjuntos en el destino?
Para el outfit, lo fundamental es seguir el pronóstico en el lugar de destino. Aunque en algunos lugares siempre puede variar. Por ejemplo, aunque veamos lluvia toda la semana, igual llevemos el protector solar y el traje de baño. También hay que pensar la cantidad de días que vamos a viajar y el tipo de actividades que vamos a hacer: si vamos a hacer caminatas, un buen calzado, si vamos a estar en el mar, salidas de playa.

¿Y en cuanto a la vestimenta?
En cuanto a la vestimenta es algo muy personal. Pero aquí algunos consejos:
  • Llevar prendas de colores neutros: negro, gris, blanco, estos nos permite armar conjuntos versátiles.
  • Preferentemente que sean de materiales de algodón o modal (no se arrugan) y que puedan realzarse con complementos y accesorios tipo bijou, que ocupan poco espacio.
  • Pensar en qué nos vamos a poner cada día repitiendo las prendas pero en diferentes combinaciones.
  • Si se trata de un viaje largo, hay que evaluar qué ropa es más fácil lavar en el destino, para no tener que llevar tantas prendas distintas.
  • Pensar en ropa cómoda para el día de viaje y en un calzado cómodo y cerrado. ¡Nunca lleves zapatos o zapatillas sin estrenar a un viaje!

¿Qué tipo de valija conviene elegir si tenemos que comprar? ¿Y si es un bolso?
Un carry on chico es fundamental. Digo “chico” porque no hay que guiarse por las medidas estándares ya que para vuelos domésticos y en algunas aerolíneas estas medidas se superan y luego te llevás la sorpresa de que tenés que despacharla. También recomiendo tener una valija mediana. Las grandes son muy difíciles de manipular y a veces no entran en algunos baúles y puede ser un problema. Los bolsos con rueditas son ideales: los podes arrastrar y no cargas el peso. Un consejo es llevar siempre una mochila, es más cómodo para caminar y muchas veces más seguro que una cartera. Y si alquilamos una bici o moto nos salva.


Si querés contactar a Marietta, te paso sus datos:

Web: www.mariettavitale.com
Mail: info@mariettavitale.com
IG: @mariettavitale

Aitue: Sanar cuerpo + mente + alma

Ella es Georgina D'Angelo ("Geo" para los amigos), y desde hace unos años se dedica a la Terapia Floral. Como casi todo en esta vida, no es algo a lo que haya llegado de casualidad, sino por total "causalidad". Me contó que después de una neumonía que le hizo conocer lo más invasivo de las prácticas medicinales alopáticas, su vida hizo un click. Anduvo y desanduvo caminos, y hoy se dedica a la difusión de la medicina natural como herramienta para sanar cuerpo, mente y alma.

¿Cómo lo hace? Elabora productos fitoterapéuticos como tinturas madres, cremas medicinales, y almohadillas con semillas. Además, dicta talleres de Botiquín Natural Fitoterapéutico, dirige un espacio de salud natural (Casa Aitue), y trabaja para integrar la medicina natural a nuestra vida cotidiana, con la creencia de que podemos ser responsables de los procesos internos que nos llevan a crear nuestra salud y bienestar. Esto último me encantó.


Geo, ¿Por qué elegiste las plantas?
Las plantas estuvieron en mi vida desde siempre, pero no fui consciente de eso hasta hace unos años. Tuve muchos trabajos, muchos proyectos de diversos rubros, pero ninguno me hacía sentir que estaba cumpliendo mi misión. Esa era la pregunta más recurrente: ¿Para qué estamos todos acá? ¿Qué vinimos a hacer a este mundo? Y esa info llegó en plena incertidumbre, en pleno estado de vacío interior, como a veces nos sentimos en el momento previo a un gran cambio.

¿Qué sentiste en ese momento?

Entendí que el cuerpo es el mensajero de un gran complejo de emociones y vivencias, a las que a veces no podemos ponerle palabras. Por eso manifestamos síntomas y enfermedades. Las Flores de Bach me enseñaron tanto sobre eso que ya no puedo mirar la vida si no es a través de la lectura floral. Todo encontró sentido.

¿Que es la Terapia Floral Bach?
Es un sistema de sanación vibracional creado originalmente en Inglaterra por el Dr. Edward Bach, y actualmente extendido y validado en todo el mundo. Además de las Flores de Bach existen muchos otros sistemas complementarios como las Flores de California, Flores de Bush, etc. La clave es aportar la vibración positiva de las flores y elementos de la naturaleza en nosotros, para que resuenen con nuestra propia vibración energética. De esta forma transformamos emociones negativas en positivas para la armonía del cuerpo, la mente y el alma.

¿Y esto cómo se hace?
Esto se hace a través de las esencias florales que el terapeuta selecciona en la consulta, a partir de lo que se quiere armonizar. Siempre lo complemento con elementos astrológicos orientativos de la propia carta natal, para profundizar en el camino del autoconocimiento y la sanación. Al identificar el origen y tomar conciencia de nuestras emociones, se liberan los bloqueos, los miedos, la ansiedad y todo aquello que nos limita o angustia en un camino de evolución integral.


Contame de tu último lanzamiento  "Alquimia Interior"
Lo lancé el año pasado. Son nueve exclusivos preparados de esencias florales (Sistemas florales de Bach, California y Mapuches) y esencias planetarias, pensados para acompañar amorosamente diferentes momentos personales que estemos atravesando, y para ayudarnos a desarrollar todos nuestros potenciales evolutivos. Cada uno de ellos está pensado con mucho amor. Son el salto que a veces necesitamos para activar cambios y crecimiento, que luego se pueden complementar con una terapia floral personalizada. Vienen en frascos con gotero de 30cc, y duran aproximadamente tres semanas.

¿Cuáles son los nueve?
ALEGRÍA – FE – CREATIVIDAD – RETORNO DE SATURNO – VALOR – BÁLSAMO PARA EL ALMA – FOCO – SANADOR INTERNO – SERENIDAD. Pueden leer más acerca de los beneficios de  cada uno acá.



¿Cómo concebís vos la enfermedad?
La enfermedad no es otra cosa que desarmonía, desequilibrio entre nuestro cuerpo, mente y alma. Es incoherencia, sentir una cosa pero hacer otra, no darnos espacio para procesar las emociones, es desconectarnos de nuestra más íntima esencia. Nuestra alma encuentra en la enfermedad la manera más eficaz de avisarnos que no estamos viviendo en armonía, que nuestra esencia no está siendo cuidada.

¿Y qué sería estar sanos?
Sanar es un acto de amor propio, de valentía, y de un proceso de profundo aprendizaje. Es empoderarnos, volver a conectar con la fuerza de nuestro cuerpo como sistema perfecto que se autoequilibra si uno sabe acompañarlo desde el pensamiento, la emoción y la acción. Sanar es ver mis sombras, aceptarlas,y realizar acciones que nos corran de esos lugares tóxicos o que nos limitan. También es establecer hábitos de vida saludables, rodearse de gente afín que inspire, es estar conectado con uno mismo y con el mundo que nos rodea.

¿Cómo pensás el 2018 en Aitue?
Nuevas herramientas se fueron incorporando en este último tiempo: astrología, estudios de alquimia, biodescodificacion; y seguirán sumándose más, porque Aitue y yo somos así: buscadores de la salud y el bienestar desde sus múltiples facetas. Amo mi labor, amo poder encontrar una profunda conexión con el reino vegetal aunque viva en una gran ciudad, y amo poder compartir en este espacio con ustedes todo lo que aprendí, lo que me sana, lo que mejora mi vida, y nutrirnos entre todos como hermosa red que estamos armando.

Les sumo que Geo es un amor, y charlar con ella inspira mucha paz. Tiene un consultorio en el barrio de Palermo (Capital Federal), donde atiende y da cursos/talleres.  Los encuentros son una vez al mes y duran aproximadamente 40 minutos. También hace terapia floral vía Skype y dicta cursos on-line.

Cualquier duda, le pueden escribir a: aitueterapiasnaturales@gmail.com
Web: http://aitueterapiasnaturales.com/
Instagram: @aitueterapiasnaturales

© Paz Berri • Theme by Maira G.