Desde que lancé el blog, que les cuento de mi hermana Belu Berri y voy mostrando sus ilustraciones. Hasta le hice nota cuando recién puse en marcha este proyecto (mirá acá). Amo sus dibujos, su trazo, la sensibilidad que envuelve cada ilustración, y el alma detrás de cada imagen. Siempre le digo que en sus creaciones hay magia. Está su corazón impregnando cada detalle. Y les juro que no me equivoco. También la torturo con que tiene que "explotar", mostrar más lo que hace, darse a conocer, romper barreras, y llegar a mucha más gente con su arte. Y ella me mira y sonríe. Sabe que tengo razón, pero también siente que no es tan fácil exponerse y mostrar lo que hace. Y la entiendo.

El punto es que no sé si fue a raíz de esto o qué, pero hace unos días me contó que estaba ideando un calendario 2017 con sus ilustraciones, para vender como regalo de fin de año. En ese momento mucho no pude indagar (a veces nuestras charlas son mediadas por dos criaturas -léase sus adorados sobrinos-, y los temas quedan inconclusos siempre, no "a veces"). Hasta que la semana pasada, directamente me dijo que ya los estaba por imprimir. ¡Y hoy me trajo el mío de regalo! Y morí de amor. Porque soy una fiel creyente de que si nos rodeamos de cosas lindas, nuestra vida es más feliz. Porque estoy segura de que en los pequeños detalles que nos acompañan cada día, está la clave de quienes somos o queremos ser. Y este "tesorito", se quedará conmigo los próximos 365 días del 2017: colgado, pegado, enmarcado. Ya van a ver por qué se los digo. ¿Les cuento/les muestro?


Sisi. Así de hermoso como lo ven. Son 12 tarjetones de 9 x 13 centímetros, impresos en papel satinado color marfil, con ilustraciones hechas en acuarela y tinta china. Y un envoltorio divino. ¿Les muestro uno de cerquita?


La idea es que con cada una de estas tarjetas hagas lo que quieras: podés colgarlas, pegarlas con washi tape en la pared, tenerlas en tu agenda, en la heladera, en un cuadrito... ¡que vuele la imaginación! Cada ilustración tiene un nombre y representa la sencillez con la que mi hermana vive + la naturaleza que tanto ama. A Enero le corresponde "Descanso", a Febrero "Tomar aire", y así sucesivamente...A mí me encantó el "Ciclo lunar" de Abril, y la "Lluvia con sol" de Mayo. También las "Huertas en maceta" de Agosto, el "Licuado" de Noviembre, y ni qué hablar del "Papá Noel latino" de Diciembre. Pura inspiración para todos mis sentidos.



Si te encantaron para regalar y regalarte, la podés contactar a su mail berribelu@gmail.com, en su FB, o Instagram . Creo que hasta hace "deliverys" (😃)


Me acuerdo que cuando le hice esa entrevista qué les conté más arriba, le pregunté  ¿Cuál era la importancia de conectarnos con nuestro lado creativo? Un punto que para mí es fundamental. Y me respondió algo que quedó resonando hasta hoy: "Creo que cuando uno se da el lugar para conectarse con su lado creativo, se está dando el espacio para conocerse a sí mismo. Una vez leí que la calidad de la vida siempre está en proporción con la capacidad de deleite, y que la capacidad de deleitarse es el don de la atención. Así que podríamos decir que el conectarse con nuestro lado creativo es saber darnos atención".

Ojalá todas y todos (porque también tengo mi platea masculina en el blog), podamos ir aprendiendo a darnos esa atención que merecemos, y que tan bien nos hace. Se los dejo "picando", al igual que las ganas de tener yaaa en sus manos este hermoso calendario. Que lo disfruten tanto como nosotras (porque en algún punto, aunque sea chiquito, me siento parte de esto).