A Yesi Ponte la conocí haciendo una nota para revista Oh Lala. En aquel entonces ella estaba con un emprendimiento de unas galletitas riquísimas y nos re enganchamos charlando de nuestras vidas. A los días me trajo a casa unas galles para probar. No me olvido: me las había hecho con el signo de la paz. O sea: lindas + ricas. Al tiempito me mandó un mail contando que con una socia arrancaban con un nuevo proyecto: sellos artesanales. ¿Quéeeeee? Cuando escuché sellos, ya los quería. La palabra sola me llevaba a mi infancia, a tantas tardes en mi escritorio ordenando los cajones por categorías y siendo feliz en medio de mis lapiceras, lápices, papeles, tintas y sellos, obvio. 

Bueno, volviendo a Yesi y los sellos. Y a Nati, obvio, su hoy  amiga-socia. El cuento es que pasó un día por casa, me dejó una bolsita con sellos y tintas para que conociera (fue el primero de muchos días en que la pobre Yesi tuvo que alimentar mi vicio), y desde ese momento las amé. No sé cuántos tengo al día de hoy. Es una incógnita que no voy a develar. Sí sé que hay una gran caja en casa, con "los sellos de mamá". Olivia los usa con mi permiso y mi supervisión (es como mi caja de joyas, ¿se entiende?). Sello tarjetas, sello cuadernos, sello papelitos, sello con algún motivo, sello por sellar. Igual desde que nació Bautista, mi segundo hijo que hoy tiene 10 meses, no sello tanto (sabrán entender). Pero sé que están ahí, y que si las tintas se secan no me importa. Me da placer tenerlos.

Después de esta gran intro, se las presento a ellas, las genias de los sellos. Conozcan a ambas y sus tesoritos de madera. Son un viaje de ida. Yo les avisé.



¿Cómo surgió Ponte Rey?
Ponte Rey (viene de Yesica Ponte y Natalia Rey), surgió de la coincidencia de placeres de esta médica y diseñadora. A ambas nos gustan las manualidades, los objetos bellos y las herramientas y productos de librería. En el 2012 vimos que no había sellos de diseño en el país y nos pareció divertido lanzar una propuesta.

¿Cómo están hechos? 
Los sellos están hechos de goma, que es la que lleva el diseño, y luego se aplica sobre un soporte de madera que le da el espíritu que nosotras queremos transmitir. La madera es un recurso renovable, duradero y aporta calidad y calidez al objeto. El producto funciona muy bien como herramienta de trabajo pero buscamos un objeto que permita una experiencia sensorial más completa. Los colores de las estampas, la madera con su textura, su olor, la cera y la suavidad, el sonido del sello al estamparlo.



¿Para qué están pensados? 
Los sellos están pensados en primer lugar para divertirnos, para generar un momento de ocio y retrotraernos a momentos de juego de nuestra infancia. Si bien es un producto lúdico, por su formato y calidad es muy decorativo y perfecto como un regalo original.

¿En qué se inspiran para los diseños? 
Los diseños los definimos según lo que nos gusta a nosotras en cada momento, también influye mucho lo que la gente nos dice que les gustaría tener, y las tendencias mundiales que seguimos por las redes. Vamos sumando información, buscando cosas que nos complazcan, diviertan e inspiren para diseñar y producir




¿Qué le suma a las colecciones que haya ediciones hechas con ilustradores? 
Desde que comenzamos nuestro proyecto sentimos que las alianzas eran importantes. Las consideramos potenciadoras. Y vemos que hay tanto talento en los ilustradores nacionales que empezamos a generar vínculos que nos permitieran llevar su arte directo al papel de nuestros clientes. Eso fue una iniciativa que quisimos mantener y renovar para dar continuidad a la propuesta. Comenzamos con Katana en el 2013, y luego sumamos a Laura Varsky con un abecedario divino, Car Pintos, Gastón Caba, Cacu Guau con ilustraciones de Lucas Parbo. Y la última incorporación de Pum Pum.


¿Como es trabajar en un emprendimiento propio? 
Trabajar en un emprendimiento propio es trabajar más pero mejor. Hacemos de todo, parte del proceso es aprender a delegar tareas, pero se disfruta más y los frutos son mucho más gratificantes. Somos muy exigentes con nuestro trabajo y pese a ser un emprendimiento tiene una muy buena organización que nos permite seguir creciendo.


¿Por qué es tan lindo hacer productos para crear? 
Cuando la gente estampa y ve la imagen con sus infinitos detalles en color fucsia o turquesa plasmada en el papel, y sus caras se iluminan en una sonrisa como si hubiesen hecho magia, nos encanta. Y es un sello, solo un sello. Esos pequeños momentos enriquecen lo cotidiano de nuestro trabajo.

**********
Pero no es sólo un sello -agrego yo-. Es la posibilidad de volver a jugar, de crear con nuestros hijos, de pensar en alguien y hacerle algo lindo,de poner la cabeza en remojo (o en tintas de color), de salir de la computadora un rato, de dejar volar la imaginación, de encuentro, de disfrute, de lo más simple, pero a la vez lo más rico. Todo eso siento yo cuando sello.

Hay un montón de locales donde los pueden comprar. En la web está toda la info. También tienen showroom en Recoleta (Av. Santa Fe 2653 - CABA - 3er Nivel - Local 66 - Galería Guido Spano. IMPORTANTE: de Miércoles a Sábados de 14 a 20 hs), y en su taller recién mudado en Villa del Parque (Capital Federal).

Chusmeá todo acá:
Web: www.ponterey.com.ar
FB: www.facebook.com/HolaPonteRey 
Instagram: @ponterey